lunes, 5 de diciembre de 2011

Como vivieron los primeros habitantes de la paz baja california sur.
Forma de vida: Los Cucapá cazadores y buenos guerreros, desde pequeños se les enseñaba el arte de la guerra y el uso de las armas, éstas eran el mazo, el palo de cacería y el arco y la flecha. La tradición oral señala un sitio ceremonial donde los jóvenes hacían pruebas de destreza en el uso del arco y la flecha, pasando esta por un arco natural en lo alto de un cerro. 
Durante años se alimentaban con los productos que cazaban, recolectaban o pescaban; Podían cazar venados, conejos, topos, ratas de campo, gato montés de los cuales aprovechaban la carne y las pieles para protegerse de las inclemencias del clima. 
Recolectaban gran cantidad de productos silvestres como quelites, papas y trigo. Péchitas de mezquite, de palo fierro y de palo verde, comían el tallo tierno del tule. 
En primavera recolectaban el fruto de la biznaga y acostumbraban cruzar la laguna salada para llegar a la montaña y recolectar piñón y bellota. 
Recolectaban miel de abeja, dátiles de los cañones, semillas, las semillas y el maíz lo molían en morteros y metates que aún conservan en su comunidad. 
El Río Hardy traía una gran cantidad de peces como el bocón, el bagre, lisas y otros que pescaban con redes muy finas o bien con trampas. 
El matrimonio era una forma de preservar la etnia, realizaban los lazos preferentemente entre miembros del propio grupo. 
Antiguamente celebraban una ceremonia anual, estas ceremonias duraban varios días, había grandes cantidades de comida, se bailaba y jugaba. Durante la ceremonia los ancianos cantaban y contaban sus leyendas. En la actualidad ya se rigen por las leyes de todos los mexicanos y ya están mezclados.


A que se dedicaban los primeros habitantes de la paz baja california sur.

Los aborígenes encontrados por los primeros expedicionarios europeos desconocían tanto su origen como a los autores de las pinturas rupestres y petrograbados, de los cuales esta entidad federativa cuenta con el mayor número de sitios en la República, localizados en toda la extensión del territorio estatal. Es poco también lo que se sabe de sus lenguas, de las que se conservan sólo algunas palabras y frases. Su lucha en un medio que lograron un alto grado de armonía con su ámbito natural, hecho que ha despertado el interés de muchos investigadores.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada